“Romeva y el Grupo Verde Europeo.”

Me ha sorprendido que determinadas voces dentro de IU nos acusen de desleales por la incorporación de Raül Romeva al grupo Verde del Parlamento Europeo. De deslealtad, ninguna. Ya desde el primer momento que empezaron las negociaciones con IU para revalidar la candidatura IU-ICV para las elecciones del pasado 7 de junio, quedó bien claro por parte de ICV que en el único grupo que podía ir Romeva –de salir elegido- era el grupo Verde, su espacio natural dada la condición de ICV de partido miembro del Partido Verde Europeo. Como entendíamos que a Willy Meyer le correspondía el de la Izquierda Unitaria Europea, de la que IU es socio.La única posibilidad de haber podido compartir grupo, hubiera sido que el grupo Verde Europeo y el grupo de la Izquierda Unitaria Europea hubieran decidido constituir un nuevo grupo verde y de izquierdas, cosa hoy por hoy imposible pero que es uno de nuestros grandes objetivos políticos en el P.E.

En todo momento, desde ICV dejamos claro que no pensábamos cambiar nuestro proyecto político de la Izquierda Verde por la obtención de un escaño. Al final, el sentido político prevaleció y pudimos cerrar el acuerdo. Para ello, firmamos un protocolo que IU necesitaba para su gestión interna del acuerdo.

Un pacto que ha resultado positivo para ambas partes y que nos debe permitir afrontar esta nueva legislatura europea, tan complicada por la crisis y por la amplia mayoría de derechas presentes en el P.E. con un doble objetivo;

El primero, garantizar una real y estable coordinación de los dos eurodiputados elegidos en la candidatura IU-ICV, coordinación hasta hoy inexistente.

El segundo, desarrollar un trabajo transversal entre los grupos de izquierdas y verde del P.E. para ser más fuertes y útiles en la defensa de los valores sociales y ambientales en las políticas comunitarias.