“Cementiri Nuclear.”

 “Intervenció en la pregunta oral, Ple del Senat. 23-02-10.”

Gràcies senyor President.
Señor ministro.

La instalación de un almacén temporal centralizado de residuos de alta actividad es una cuestión delicada que exige el máximo consenso, o en caso contrario será una fuente de conflictos.

¿Con qué criterios trabaja su ministerio para determinar su ubicación?

Señor Sebastián. Yo no creo en la energía nuclear. Creo que es peligrosa y cara. Y lo que es peor, dejaremos en herencia para las futuras generaciones residuos nucleares de alta actividad durante miles de años.
Lo cierto, es que hoy tenemos residuos nucleares. Usted decía en el Congreso que España apostó en el pasado por la energía nuclear y ésta conlleva la generación de residuos. Problema este que, es obvio, debemos resolver.
Tenemos residuos por una decisión del pasado. La pregunta es; seguiremos generando residuos, seguiremos apostando -como en el pasado- por la energía nuclear, o se establecerá un calendario de cierre y de progresiva sustitución de la energía nuclear. 

Este es el gran debate, también cuando discutimos de los residuos.
Le emplazo, en primer lugar, a que el gobierno aclare de una vez si está por la energía nuclear o apuesta por un calendario de cierre. Definan este calendario y seguro que encontrarán un gran consenso social y un debate más fácil para la ubicación del almacén de residuos nucleares de alta actividad. Digan ustedes cual es la opción, si seguimos con la energía nuclear, a la espera de que se produzca el milagro y esta se transforme en una nueva renovable, o nos dejamos de milagros, nos ponemos serios y optamos  por la progresiva sustitución de la energía nuclear como han hecho Alemania y Suecia.

¿Dónde ubicar un almacén de residuos nucleares?Nunca he compartido la actitud egoísta de “en mi patio, no”. Sí la de tomar este tipo de decisiones mediante el consenso, equilibrio, racionalidad y responsabilidad. Y permítame dos reflexiones.

La primera. La competencia es del estado con los municipios. Legalmente es así. Pero no olvide, señor ministro, la política real.
Con la creación, desarrollo y fortalecimiento del estado autonómico, nada de lo que pasa en su territorio es ajeno al poder autonómico. Y menos este tipo de instalaciones.Sería irresponsable de su parte ignorar esta realidad. Se podrá valorar positiva o negativamente, pero es así. Sin consenso con la Comunidad Autónoma habrá más conflicto. No lo dude.

Y la segunda reflexión es sobre Ascó. Considero, señor ministro, desequilibrado e injusto sobrecargar con un cementerio nuclear una provincia que cuenta ya con dos centrales nucleares y una tercera en cierre. Tarragona es la provincia más nuclear de toda España. Una provincia que tiene dos planes de emergencia, el de las nucleares y el de la petroquímica. No tense más la cuerda.

Por todo ello, señor ministro, sería oportuno volver al punto de inicio.Aclarar en primer lugar cual es la apuesta energética española; ¿Pro nuclear? O no. Y si es que no, como afirma el presidente del gobierno, concretar un calendario de cierre.En segundo lugar, consensuar con las Comunidades Autónomas la mejor ubicación de este almacén. Rectifique o tendrá conflictos y evidentemente estaré, estaremos en cada uno de ellos.

Anuncios