“Primeros efectos de la reforma laboral.”

 

Los datos del mercado de trabajo de este mes de agosto, después de un mes de estar en vigor la reforma laboral en forma de decreto-ley, nos dan la razón a los que nos opusimos a esta reforma y confirman, que ni va servir para crear empleo ni para disminuir la temporalidad. 

Todo lo contrario. Se han registrado 61.083 parados más. Solo el 6’6% de los contratos firmados el pasado mes de agosto fueron indefinidos. Para encontrar un cifra más baja habría que remontarse al 1998. El contrato de “fomento a la contratación indefinida” o mejor dicho contrato fijo con despido más barato, contrato que según el PSOE iba a resolver la dualidad de nuestro mercado de trabajo, se está convirtiendo en una figura contractual residual. Solo el 8’63% de los contratos indefinidos respondían a esta categoría. 

Por otra parte, desde la aprobación del decreto, los despidos objetivos individuales, los más baratos, se han incrementado un 20% y diferentes analistas alertan de que muchas empresas están a la espera de la aprobación definitiva de la ley de reforma laboral para presentar nuevos eres.
Los efectos de esta reforma son y van a ser devastadores. Con ella, El PSOE solo habrá conseguido abaratar el despido, reducir costes laborales y hacer más vulnerable el empleo fijo. 

Motivos suficientes para una huelga general.

Anuncios