“Geluco.”

Publicado en el diario digital Nueva Tribuna. 18/07/2013.

Se ha muerto Anxo Guerreiro, político, diputado, articulista, pensador, activista cultural, compañero y amigo. Para los hombres y mujeres del PSUC, primero, y después de ICV, es una gran pérdida. Anxo fue siempre un firme aliado nuestro, de Catalunya y de sus aspiraciones nacionales. La enfermedad se ha llevado a un amigo y maestro de fuertes convicciones de izquierdas y galleguistas. Luchador clandestino durante el franquismo, protagonista en la transición gallega y en la construcción de su autogobierno.

Hablar del Geluco político es hablar de su firmeza y habilidad. De su pensamiento renovador. De su rechazo a los sectarismos, lo que le comportó tantos problemas con aquellos que todo lo sabían y a ninguna parte llegaron. De su voluntarismo en conseguir que en Galicia cuajara una izquierda abierta, útil, creíble y profundamente galleguista. Es hablar de su espíritu unitario. Anxo no tuvo el retorno político que se merecían todos  los esfuerzos y sacrificios que realizo en su larga trayectoria política, tampoco lo esperó, ni nunca le oí quejarse. Él sembró y sembró, y algo parece que está creciendo en Galicia.
Hablar del Geluco, articulista y pensador, es hablar de un maestro y de un observador. Critico, pero comprometido con Galicia y su izquierda.

Recordar a la persona es añorar su simpatía y su erudición, fruto tanto del estudio como de su larga experiencia. Era saborear su retranca y finura en la conversación. Pero sobre todo echaremos a faltar su optimismo. Si algo recordaré siempre de Anxo Guerreiro es su optimismo, hasta el punto que corrigió a Gramsci, casando el optimismo de la voluntad con el optimismo de la inteligencia.

Anxo, querido amigo: descansa en paz. A toda su familia, compañeros y compañeras un fuerte abrazo de todo el pueblo de izquierdas y catalanista.
Que la tierra te sea leve, Geluco!

Firmado. Jordi Guillot, Joan Saura y Jaume Bosch.

 

Anuncios