Día 8 de enero

Siguen los atentados en París. Una agente de la Guardia Urbana ha sido asesinada.

Clara Ribera nos manda un e-mail en el que nos informa de los calendarios de tramitación de los proyectos de ley que ya han entrado en el Senado.

¿Cómo se tramita una ley?

Daré una breve y resumida respuesta. Quien quiera ahondar en ello, puede leerse el Reglamento del Senado.

En primer lugar, hay que diferenciar entre proyectos de ley y proposiciones de ley. Los proyectos de ley son a iniciativa del gobierno. Se aprueban en el Consejo de Ministros y luego se someten a aprobación en las Cortes. Las proposiciones de ley lo son a iniciativa parlamentaria. También los parlamentos autonómicos pueden proponer la tramitación de proposiciones de ley. Mediante la iniciativa legislativa popular pueden proponerse, también, proposiciones de ley. En definitiva, todas son propuestas de leyes, que se llaman de una u otra manera según quienes las propongan.

La Mesa inicia su tramitación publicándolas y distribuyéndolas a los senadores y las senadoras. También asigna cada ley a una comisión del Senado para que la trabaje, y fija los plazos para la presentación de enmiendas.

La tramitación puede ser ordinaria o de urgencia (con plazos más reducidos). El PP, en esta legislatura, hace un uso y abuso de las tramitaciones de urgencia, empobreciendo el trabajo parlamentario.

Se debaten y votan los vetos y enmiendas en Comisión y posteriormente pasan al Pleno, donde se debaten y aprueban. Si el Senado no modifica el texto remitido por el Congreso, se da por aprobada definitivamente, y ya solo queda que la firme el Rey y se publique. Si se modifica el texto, vuelve al Congreso, para que ratifique o no lo enmendado en el Senado. La última palabra siempre la tiene el Congreso.

Volviendo al e-mail de Clara: si el PP tuviera a bien convocar Pleno en enero, solo podríamos debatir y aprobar el Proyecto de Ley regulador de la Biblioteca Nacional de España. Si hubieran habilitado el mes de enero, habríamos podido acortar los plazos para el debate de leyes tan importantes como la de Seguridad Ciudadana –o “Ley Mordaza”–, o la de Desindexación de la Economía.