Día 17 de enero

La Fiscalía Anticorrupción entrega al juez Ruz el escrito de acusación por el “caso Gürtel”. Pide 800 años de cárcel para 41 procesados, entre ellos tres extesoreros del PP. Lo más cínico que envuelve al mayor caso de corrupción política de nuestra historia democrática y que afecta al PP es la insistencia de su presidente, Mariano Rajoy, en negar cualquier responsabilidad suya en este asunto. De entrada, tiene la de haber nombrado a Luis Bárcenas. Pero no solo esto, y que nadie se equivoque: no pasa nada en la vida de un partido, y menos en cuestiones de dinero, sin que el núcleo dirigente se entere. Es imposible mover estas sumas de dinero B para financiar al PP sin que Rajoy y allegados lo supieran, cuando no alentaran. Otra cosa es que se pueda demostrar.

Izquierda Anticapitalista, organización trotskista, ha decidido dejar de ser un partido para poder participar en Podemos. Parece ser que los estatutos de Podemos impiden ocupar cargos orgánicos a personas afiliadas a organizaciones de carácter nacional. La práctica del “entrismo”, muy presente entre los trotskistas, consiste en introducirse en los grandes partidos para así ganar presencia e influencia. Siempre me ha sorprendido que haya gente que quiera militar en partidos que necesitan parasitar a otros para hacer política. Si no recuerdo mal, la vienen practicando desde los años 30, siendo sus principales víctimas los partidos socialistas. A día de hoy y vista la escasa influencia del trotskismo, creo que esta práctica parasitaria es solo una fuente de problemas. Espero que este nuevo acto de “entrismo” sea de esencia “pablista” y conlleve la disolución de IA en Podemos. Explicar ahora qué es el “pablismo” representaría entrar en un bucle que no me apetece.

Anuncios