Día 12 de febrero: Juan Carlos Monedero

Uno de los aspectos más asquerosos de la política es el de los linchamientos públicos. Para que sean posibles, es necesaria la complicidad de algún o algunos medios de comunicación. Viví en el pasado el linchamiento de Joan Saura cuando ocupó la cartera de Interior en el último gobierno de izquierdas en Catalunya. Ahora estoy viviendo el linchamiento de otro amigo: Juan Carlos Monedero, dirigente de Podemos. Estos episodios me sublevan. Tergiversar, insinuar, o simplemente mentir, pueden acabar con la honorabilidad de una persona; y para muchas y muchos, también para Monedero, el único patrimonio real que tenemos es nuestra dignidad. Quienes ostentan la responsabilidad de estos linchamientos saben que lo tienen fácil: la opinión pública está hastiada de los cargos políticos (razones no le faltan), con lo que el campo está abonado para el éxito de estas campañas difamatorias. En el diario digital Público.es me publican hoy un artículo titulado “En defensa de Juan Carlos Monedero”.
El Grupo Parlamentario registra la moción consecuencia de la interpelación que hice a la ministra de Empleo. Se discutirá en el Pleno del Senado del día 17 de febrero.

Anuncios