Día 18 de febrero. Las mentiras del ministro García-Margallo.

Sigue el Pleno del Senado. Será corto, calculo que a mediodía lo habremos terminado. El próximo será uno de esos Plenos atiborrados de proyectos de ley a tramitar. Se habla de que vamos a discutir sobre: la reforma del Código Penal, la seguridad ciudadana, la financiación de los partidos políticos, la regulación de los altos cargos de la administración y la proposición de ley PP-PSOE del “pacto antiyahidista”. De haberse habilitado el mes de enero, hubiéramos podido realizar una tramitación más sosegada de los proyectos de ley. Legislamos, por voluntad del PP, rápido y mal.

En el debate de la moción sobre empleo realizado ayer, denuncié la vergonzosa mentira del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, señor García-Margallo, cuando afirmó que los recortes presupuestarios efectuados por el gobierno Rajoy son por culpa de los préstamos realizados a Grecia. Es una mentira. España no ha realizado ningún préstamo a Grecia. Este país tiene avales financieros por valor de 26.000 millones de euros que son el resultado de nuestras obligaciones con los organismos financieros multilaterales. Los recortes son producto exclusivo de la voluntad de este gobierno de someterse a los mandatos de la Toika. Por otra parte, cuando uno es avalista, su principal preocupación debe ser ayudar a que el avalado devuelva el préstamo, por lo que lo más inteligente por parte de Rajoy sería apoyar una reestructuración ordenada de la deuda griega y así garantizar que Grecia la pueda pagar. Esto es exactamente lo que solicita el gobierno de Syriza de Alexis Tsipras. Hoy, Antón Losada escribe, en “Zona Crítica” de eldiario.es, un artículo titulado “Grecia debe morir”. Extraigo un párrafo del mismo, que dice: “Asumámoslo. Los griegos no pueden ganar. Ese es el verdadero problema. Simple y llanamente, no pueden ganar ni siquiera un poco, porque, si lo hacen, se vendrá abajo esa gran estafa europea conocida como austeridad. Grecia, como Romeo, debe morir”. Comparto su afirmación.

Vuelvo a Barcelona en el AVE, billete número 7795400513540.

Anuncios