Día 6 de abril. (Error, día 7) Quim Mestre.

En política se hacen pocos amigos, al menos en mi caso. Quim Mestre es de las pocas personas de ICV con el que, a lo largo de estos años, he ido forjando una sólida amistad. Hoy a las 9h18’ -es lo que tienen los móviles que señalan la hora exacta de cada llamada-  me ha comunicado que dejaba ICV, que se iba a presentar en las próximas elecciones municipales en la candidatura del PSC de la ciudad de Barcelona, y que lo haría público a la 12h. Me he quedado anonadado. A lo largo del día he ido pasando por varios estados; tristeza, desconcierto, rabia, pero sobretodo tristeza.

La tristeza de no entender cómo un dirigente de ICV de primer nivel, que fue secretario general de las Juventudes Comunistas, secretario de organización del partido durante muchos años, otros tantos responsable de la organización de Barcelona ciudad, y en la actualidad concejal y portavoz del grupo municipal de Barcelona, pueda pasarse a los socialistas. Y no lo digo por los socialistas, lo digo por Quim,  a quien no se le ha perdido nada en el PSC, excepto el cargo que le ofrecen. Como siempre pasa, se intentará justificar el paso dado con razones políticas, pero la verdad, verdad, es que el impulso que lo llevó a militar, primero en la Juventud Comunista y después en el PSUC/ICV fue de generosidad, pero este último, lamentablemente, es de puro egoísmo.

Anuncios