Día 10 de mayo. La huelga del fútbol.

Me sorprende que deba ser un Real Decreto- Ley quien regule la venta centralizada de los derechos televisivos del fútbol español. La explicación que da la vicepresidenta Sáez de Santamaría es que las partes implicadas así lo pidieron. Pero insisto en que me sorprende, que en un asunto entre privados y de un sector que no puede considerarse de estratégico para el país, como es el futbol, se llegue a una regulación vía decreto ley. Ninguneada por el gobierno y en desacuerdo con los contenidos del decreto la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y también la Federación Española de Fútbol (FEF) han convocado una huelga que pone en jaque el final de la liga. Habrá que negociar pues y si hay acuerdos habrá que modificar el decreto-ley. Todo ello un nuevo despropósito del gobierno del PP.

En un artículo en El País-Catalunya, el periodista Quico Valls nos recuerda que casi seis años después, la instrucción del caso Palau aún no se ha cerrado, para vergüenza de todos, especialmente del sistema judicial.

Anuncios