Día 7 de julio. Pleno del Senado. Las mentiras de CiU con los inmuebles de la Seguridad Social.

Cojo el AVE para asistir al Pleno del Senado, billete número 7697300556498. A las 12 h se reúne el Grupo de L’Entesa para hacer un último repaso del orden del día.

A las 16 h se inicia la sesión. Intervengo en el último punto del orden del día para posicionarme sobre una moción consecuencia de interpelación (MCI) que ha presentado CiU, en la que pide la transferencia de la titularidad de los inmuebles, actualmente en cesión de uso, y que fueron cedidos con la transferencia de las competencias de Sanidad y Servicios Sociales. Estos inmuebles forman parte del patrimonio de la Seguridad Social y su titular es la Tesorería de la Seguridad Social. Estoy totalmente de acuerdo en que hay que traspasar la propiedad de estos inmuebles a la Generalitat ya que, al fin y al cabo, es ella quien gestiona la Sanidad y los Servicios Sociales y es ella quien invierte importantes sumas en el mantenimiento y la mejora de estos inmuebles. Mi Grupo sólo objeta una salvedad y es que, ya que estos inmuebles se adquirieron con las cuotas de la Seguridad Social que pagan trabajadores y empresarios y que el propio patrimonio de la Seguridad Social es un aval financiero para el sostenimiento del Sistema Público de Pensiones, hay que encontrar una solución que permita la transferencia de la propiedad de estos inmuebles a la Generalitat sin descapitalizar a la Seguridad Social. Con este objetivo, propongo una enmienda de tres puntos:

  • Valoración, mediante peritaje, de los inmuebles hoy adscritos a la función de Asistencia Sanitaria y Servicios Sociales transferidos a las CCAA.
  • Transmisión de la propiedad de estos inmuebles de la Tesorería de la Seguridad Social a la Administración General del Estado, con el correspondiente pago del valor total de los mismos.
  • Transferencia de la Administración General del Estado a las CCAA de la propiedad de dichos inmuebles. Esta transferencia debe producirse de manera que se salvaguarde la adscripción exclusiva de estos bienes a la prestación del servicio público. Debe legalmente garantizarse la titularidad pública de estos inmuebles, con la prohibición expresa de su enajenación. 

    Esta enmienda no fue aceptada por el Grupo de CiU, por lo que nos abstuvimos. A los pocos minutos, su portavoz empezó a enredar en la red denunciando que no apoyábamos el traspaso, una falsedad. No les gustó nada la prohibición de privatizar inmuebles públicos. Lo entiendo; no por algo ellos son derecha y nosotros, izquierda.