Día 11 de julio. ¿Grecia, fuera del euro?

El gobierno alemán introduce por primera vez la posibilidad de que Grecia quede fuera del euro; lo matizan diciendo que sería una salida temporal. De hacerse realidad la salida de Grecia del euro, el “Grexit”, sería una doble catástrofe: para el pueblo griego y para el proyecto europeo. Una vez más, como en tantas decisiones políticas que han sido preludio de grandes catástrofes, la miopía personal o los intereses propios pueden dar al traste con una de las utopías más realizables: la construcción europea.

Merkel, prisionera ahora de su demagogia contra Grecia y el Sur europeo, puede quedar en minoría en el Bundestag si cede demasiado. Christine Lagarde, que preside el Fondo Monetario Internacional (FMI), a pesar de los múltiples informes de éste señalando la insostenibilidad de la deuda griega, tiene que mostrarse dura en la negociación, porque opta a ser reelegida al frente de dicho organismo. Los principales lideres socialdemócratas, al ser alemanes, más de lo mismo. Un desastre total. Y quedan pocas horas.

Anuncios