Día 13 de septiembre. Jeremy Corbyn, nuevo líder del laborismo británico.

Salta la noticia de que Corbyn, candidato del ala izquierda en las primarias del Labour, las ha ganado con el 60% del voto. Para muchos comentaristas, que gane un izquierdista es sinónimo de próxima derrota electoral. Con Corbyn ya lo predicen. Si planteas el interrogante de que a lo mejor gana, también tienen la respuesta: “le pasará como a Tsipras, no sabrá gestionar la victoria”. Nos quieren hacer creer que solo hay política real dentro del sistema.

Leo un artículo interesante de John Carlin en El País sobre el triunfo de Corbyn. Me maravilla que sea el mismo Carlin que intercambia bobadas con Rafa Nadal en la publicidad pseudo-intelectual del Banco de Sabadell.

Anuncios