Día 18 de septiembre. TV3, Junta Electoral y otros despropósitos.

Convocar el inicio de campaña el 11 de septiembre, Diada Nacional de Catalunya, es un acto electoralista despreciable por parte de Artur Mas, que solo se justifica por la apropiación de Catalunya y de sus símbolos que siempre ha realizado Convergencia, y hoy en día los del “procés”. Que TV3 retransmita en directo durante toda una larga tarde una gran y significativa manifestación, la del 11-S, convocada por los adláteres de la candidatura de Artur Mas, es un despropósito informativo. Las decisiones de la Junta Electoral respecto a la cobertura de la manifestación y a la compensación a los partidos no asistentes a la misma, otro disparate.

Tuvo razón Gregorio Morán cuando afirmó, en su crónica del pasado sábado, que estamos en medio de un proceso de degradación del que vamos a tardar años en recuperarnos. La convicción del ara o mai, la petición del vot de la teva vida, conlleva el que todo vale para vencer y conseguir la independencia. El problema es que, por mucho que venzan, habrá casi la otra mitad de la ciudadanía catalana que no les va a seguir, según indican todos los sondeos de opinión.

Un sector de la población que, de entrada, ya no se ve reflejado en TV3, a pesar de que con sus impuestos también la financien. Dicen que la televisión pública española es peor; puede ser. Lo que no dicen es que en TVE hay un comité profesional arropado mayoritariamente por los profesionales de la televisión pública española que planta cara diariamente a las manipulaciones de los directivos puestos por el PP. Esto lo echo de menos en TV3.

Anuncios