Día 21 de septiembre. Empresarios y banqueros entran en campaña.

Cojo el AVE para asistir a la Comisión de Empleo y Seguridad Social, billete número 7940000578754. Vamos a discutir el Proyecto de Ley reguladora de la protección social de las personas trabajadoras del sector marítimo-pesquero. Una Ley más en el alud legislativo impuesto por el PP en este final de legislatura, y otra Ley que se tramita por el procedimiento excepcional de urgencia. Una Ley a la que no presento veto, pero sí muchas enmiendas.

Cojo el AVE para volver a Barcelona, billete número 7852300580903.

Hoy la prensa recoge las advertencias de Pronovias en caso de declarase la independencia. Anteriormente, el dueño de los laboratorios Almirall vertió también sus amenazas. Con lo bien que los diputados de CiU han defendido los intereses de las empresas farmacéuticas en el Congreso. La palma se la llevan los banqueros, amenazando con deslocalizarse en caso de declarase la independencia. Tots plegats, no tienen vergüenza. Pero lo mejor ha sido la combativa respuesta de las tropas “arturianas” frente a esta banca hoy tan denostada y ayer tan protegida por CDC.

Amenazas realizadas por gente o entidades sin ninguna credibilidad y que consiguen el efecto contrario al deseado.

Anuncios