Día 27 de septiembre. Batacazo electoral.

Jornada electoral. Incremento sustancial de la participación, casi 10 puntos más. Gana Junts pel Sí, pierde Artur Mas, que deberá contar con los votos de la CUP si quiere ser investido president de la Generalitat. Fuerte avance de Ciutadans. Buenos resultados de la CUP. El PSC resiste más de lo esperado. El PP se la pega, es el que más diputados pierde respecto a 2012. Y nuestra coalición electoral Catalunya Sí que es Pot queda muy lejos de las expectativas creadas: 11 escaños, dos menos que los obtenidos por ICV en 2012. Cuatro grandes parlamentarios de ICV no salen reelegidos: Josep Vendrell, Laura Massana, Hortensia Grau y Sara Vilà. Habrá que ver cómo no perdemos su inmenso capital político.

A primera vista, parece claro que ICV pierde más voto que el que aporta Podem.

Las primeras reacciones son sensatas, al reconocer la insatisfacción por los resultados obtenidos. Hay que agradecer, y mucho, el trabajo del candidato Lluís Rabell.

 

Anuncios